5 consejos para los días previos a la boda

Después de tanto tiempo de parón, estos fines de semana están siendo muy activos en el sector nupcial.

Muchas parejas estáis dando por fin el esperado «Sí Quiero» después de haber tenido que aplazarlo, en muchos casos, en varias ocasiones. Sabemos que han sido momentos difíciles y llenos de nervios. Por eso queremos daros unos pequeños consejos para que los pongáis en práctica los días de antes de la boda y disfrutéis de este gran día al máximo.

 

 

Preparad un kit con vuestros básicos

 

El día de la boda está lleno de nervios y es muy fácil que se os olvide algo importante en casa. Por eso, te aconsejamos que prepares un pequeño neceser (o bolsa, según lo que necesites llevar) con los imprescindibles que no deberías olvidar en casa ese día. Quizás algunos de los objetos más importantes son unos zapatos cómodos para poder cambiarte si lo necesitas, un costurero para arreglar posibles desperfectos en el vestido, tiritas, un stick antirozaduras, maquillaje para retocarte…

Si os interesa este tema, podemos hacer un post dedicado en exclusiva a ello. ¡Déjanos un comentario para que lo sepamos!

 

No dejéis demasiadas tareas para el último momento

 

Los días previos a la boda os sentiréis nerviosos por el gran paso que vais a dar y el momento tan especial que vais a vivir. Por tanto, no resulta nada recomendable que llenéis la semana previa a vuestra boda de tareas y más tareas relacionadas con el gran día. Nuestro consejo es que dejéis únicamente las tareas indispensables para ese momento, de forma que podáis hacerlas tranquilamente. De hecho, si no contáis con una Wedding Planner, lo ideal sería coger algún día libre para poder pulir los últimos detalles sin el agobio añadido del trabajo.

 

Reservad un momento para los dos el día de antes de la boda

 

Los días de antes de vuestra boda estaréis llenos de nervios, pero también de ilusión por este nuevo comienzo. ¿No creéis que lo ideal es vivirlo en pareja? Creemos que es imprescindible reservar, como mínimo, la tarde de antes de la boda para estar los dos solos y disfrutar de tiempo de calidad juntos. Disfrutad de una última cita como novios: una cena romántica en un restaurante especial, una sesión de spa, un paseo por la montaña… Cualquier plan que os ayude a relajaros mientras disfrutáis el uno del otro es válido. Os aseguramos que, de este modo, llegaréis mucho más relajados al día de la boda y seréis capaces de disfrutarlo más.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.