¿Qué hace una Wedding Planner?

 

Si te casas dentro de poco, seguro que en algún momento has oído hablar del trabajo de una Wedding Planner. Quizás incluso hayas llegado a preguntarte si necesitas contratar una… ¿Pero sabes realmente cuál es la función de una Wedding Planner? A pesar de lo que pueda parecer por el nombre (literalmente, una Wedding Planner es una organizadora de bodas), su función es algo más complicada de explicar en la realidad.

Para nosotros, contratar una Wedding Planner no significa dejar en manos de alguien todo lo relativo a la boda. Por supuesto, nuestro trabajo es ayudarte a organizar tu boda, pero queremos que estés presente en el proceso. Sabemos que los momentos previos a la boda son meses llenos de ilusión y alegría, pero también de nervios y estrés. En El Viaje de tu Boda queremos quitarte esta segunda parte para que puedas disfrutar de la organización de tu boda sin esta parte negativa.

Pero, si el trabajo de una Wedding Planner no consiste únicamente en organizar la boda… ¿qué hace realmente?

 

Ayudaros a elegir los proveedores de vuestra boda

 

Por supuesto, esta es la parte más visible de nuestro trabajo y la primera que viene a la mente. En el mundo de las bodas existe una variedad de proveedores casi infinita, y elegir entre tanta variedad a veces es misión (casi) imposible. Una Wedding Planner os ayudará a elegir los mejores para vosotros, teniendo en cuenta vuestros gustos y presupuestos. Esto implica que necesitaréis dedicar muchísimo menos tiempo en esta tarea, pudiendo dedicárselo a otros aspectos menos aburridos. Además, al conocer un amplio abanico de proveedores, tendréis  a vuestra disposición proveedores menos conocidos pero que ofrecen un resultado igual de bueno que los más famosos y, muchas veces, a un precio más económico.

 

Acompañaros durante todo el proceso

 

Una de las grandes ventajas de tener una Wedding Planner es la ayuda continua durante todo el proceso de organización de vuestra boda. En todo momento podréis llamarnos para consultar las dudas que os vayan surgiendo, aprovechando nuestra experiencia y nuestra formación para asesoraros de la mejor manera posible. Así podréis estar seguros de estar dando el paso correcto en todo momento.

 

 

Preparar el cronograma de la boda

 

Como ya habrás podido intuir, en una boda hay muchísimos profesionales implicados, y todos deben estar correctamente coordinados para que todo salga según lo previsto. Por ello, una de las tareas más importantes de todo organizador de eventos es preparar el cronograma de ese gran día. De esta manera, cada proveedor sabrá en qué momento y lugar debe estar listo para que no haya ningún retraso.

 

Tener listo un Plan B por si algo falla

 

Aunque hay algunas cosas que son totalmente imprevisibles, hay muchas otras que se pueden (y, de hecho, se deben) prever con antelación. Una buena Wedding Planner se asegurará de que el espacio donde celebréis vuestra boda cuente con un espacio donde celebrar cada parte del evento en caso de que el clima no permita hacerlo en el exterior. También de tener a mano todos los teléfonos y contactos necesarios en caso de que haya cualquier tipo de problema. La clave de nuestro trabajo es justamente esta, adelantarnos a los problemas que puedan surgir para encontrar la solución incluso antes de que suceda.

 

Supervisar el montaje de la ceremonia y el salón

 

Al haber estado tantos meses trabajando con vosotros, vuestra Wedding Planner conoce mejor que nadie cómo queréis que sea vuestra boda. Además, al haber sido el punto de conexión entre todos los proveedores, tiene una imagen global del evento. Esto le permite saber, por ejemplo, que si la floristería pone cierta decoración en un punto concreto, ésta puede entorpecer el trabajo de otro proveedor. El éxito de un evento está en estos pequeños detalles, y una buena Wedding Planner se asegurará de que todo esté en su sitio.

Por otro lado, cada vez son más las parejas que deciden incluir detalles personalizados que no dependen de ningún proveedor. Si es vuestro caso, vuestra Wedding Planner puede encargarse también de llevarlos al espacio donde los necesitaréis y colocarlos en su posición perfecta. ¡Vuestros familiares seguro que os agradecen no tener esa responsabilidad!

 

Controlar que el día de vuestra boda sea tal y como lo habéis soñado

 

Para nosotros, el día de la boda es el más importante de nuestro trabajo. Es, sin duda alguna, la prueba de fuego al trabajo que hemos desarrollado con vosotros durante meses. Durante el día de la boda, vuestra Wedding Planner estará en todo momento pendiente de que todo salga según lo planeado. Además, al adelantar los posibles problemas que puedan surgir, en caso de que alguno suceda reaccionará rápidamente. ¡En muchas ocasiones ni los novios ni los invitados notaréis que ha habido algún problema!

El trabajo que se desarrolla durante este día es tan importante que, aunque hayáis decidido no contratar una Wedding Planner para todo el proceso de organización, os recomendamos encarecidamente hacerlo para coordinar el evento. Estamos seguros de que no os arrepentiréis.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.